Skip to content

Pazo de Lourizán: jardines, esculturas y encanto en Pontevedra


17/11/2016 | Galiciaconhijos | 0
Pazo de Lourizán: jardines, esculturas y encanto en Pontevedra

Un sitio ideal para pasear con los peques

Más de 50 hectáreas de jardín, finca y arboleda, estatuas y un enorme hórreo: es lo que ofrece el Pazo de Lourizán, a medio camino entre Pontevedra y Marín. La visita empieza por sus jardines donde se pueden ver especies foráneas y autóctonas como castaños, palmeras,magnolias y especialmente las Camelias.

Pazo de Lourizán El Pazo, como el Castillo de SoutoMaior, es parte de la ruta de las Camelias, un sitio ideal, por lo tanto, para visitar entre otoño-invierno, época de la floración. En los jardines hay mucho sitio para jugar e incluso se puede llevar una bici para que los niños más pequeños no se cansen. La visita tiene además bastante valor didáctico: todas las especies de árboles y plantas están perfectamente identificados con letreros: sequoias, araucarias, olmos…

Siguiendo la ruta encontramos la construcción cuya historia, nos cuenta la Diputación de Pontevedra, empieza en el siglo XIX – como la residencia de verano del político Montero Ríos. Antes usado como granja, el lugar gana estilo modernista por las manos del famoso arquitecto Genaro de la Fuente (que también firmó la obra del Edificio Bonin, en Vigo, entre otras construcciones históricas). El nombre no defrauda al tipo le iban las fuentes, en el Pazo hay por lo menos tres!).

La construcción impresiona por la inspiración clásica de ornamentos y estatuas. Es una pena que esté en ruinas y no se pueda visitar su interior. Por las ventanas poco se puede imaginar de las lujosas fiestas que seguramente celebró el político, unos salones que la prensa en su época detalló preciosos en sus ¨escaleras de mármol, pasamanos de bronce, lienzos y tapices en las paredes¨. No vendría nada mal que el pazo fuera restaurado aunque quizás parte de su encanto esté en esta viejez decadente.

esculturasdelourizan

Fuentes, fuentes y más Fuentes de Genaro de la Fuente

caqui-y-fuente
La fuente de los espejos y el árbol de caquis cargado

Subiendo un poco más llegamos al invernadero que el domingo por la mañana estaba cerrado (es posible solicitar visitas guiadas si queréis planificar mejor la visita). La propriedad fue comprada por la Diputación de Pontevedra en los años 40, donde actualmente funciona el Centro de Investigación Forestal de Lourizán. Cerca de los nuevos edifícios, encontramos una gran explanada donde se puede ver la Ria y también más ejemplares de arbolitos curiosos como el caqui: que en el otoño está completamente rojo y cargado de frutos.

Gran Hórreo en el Pazo de Lourizán

Alrededor de los jardines se pueden ver también las famosas fuentes: la fuente de la concha, la fuente de los tornos  y la más llamativa y preferida de los peques: fuente o gruta de los espejos. Además de un hórreo muy grande, molino de água y estanque repleto de ranas (otro subidón para los niños).

Las visitas al Pazo de Lourizán son gratuitas y el Pazo está abierto diariamente. Una opción de paseo ideal para los dias solariegos de otoño-invierno.

Jardines del Pazo de Lourizán

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *