Skip to content

Isla de las Esculturas en Pontevedra


28/03/2016 | Galiciaconhijos | 1
Isla de las Esculturas en Pontevedra

Si siempre asocias visitas a museos a días de lluvia es porque no conoces la Illa das Esculturas, en Pontevedra. Las esculturas, inauguradas en 1999, hacen parte de un parque natural que funciona como museo al aire libre: un circuito de obras de arte integradas en la naturaleza, en la orilla del Río Lérez.

También conocida como Illa do Covo, la isla tiene cerca de 70 mil metros cuadrados y está al lado del centro de Pontevedra (o a solamente 1 km desde la Estación de tren). Al cruzar el puente que da acceso a isla el visitante pode conocer las doce esculturas que componen el camino. Para los niños, además de mucho sitio para explorar y jugar, hay un parque de gravilla con columpios y toboganes.  En el entorno también hay ciclovía, si tenéis el día más deportivo. Dentro de la isla hay también un quiosco donde se puede tomar un café o helado.

El conjunto artístico está compuesta por obras que dialogan con el entorno natural: y en casi todas se aprecia el uso del granito gallego.Durante el camino, con un poco de suerte, podéis ver peces, pájaros y patitos!  De las doce obras, a mí me gustaron especialmente  ¨Una Folie¨, el ¨Laberinto de Pontevedra¨ y ¨La casita¨. En ¨Una Folie¨  (Una locura) caminamos sobre cuatro arcos metálicos cubiertos por trepaderas, al lado del río. Paso a paso, pisamos palabras como esquecemento (olvido) , soños(sueños) y soidade , (eternizada en gallego por Rosalia de Castro, algo como echar de menos que escapa a la traducción precisa).  La obra, dedicada a los meandros de la memoria, acaba en un gigante cerebro de granito gris.

El ¨laberinto de Pontevedra ¨está basado en un petroglifo que se encuentra en el monte de San Jorge de Marín, Pontevedra, un camino estrecho y sin centro, metáfora de la vida misma, un camino sin final conocido. En ¨La casita¨, una construcción sin ventanas ni puertas, dentro de la naturaleza pero cerrada a ella, se puede apreciar el embate entre hombre y ecosistema, la vida cotidiana urbana alejada de los principios básicos de la naturaleza.

Entorno natural, caminos de senderismo, parque, café y obras de arte: que más se puede pedir? La Illa das esculturas es uno de los locales más agradables de Pontevedra, perfecto para pasar una tarde de picnic con los niños.

1

 

 

Aquí tenéis la descripción de todas las esculturas si os quedastes con ganas de más.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *