Skip to content

Bizcocho de algarroba, el sustituto del chocolate


10/06/2016 | Galiciaconhijos | 3
Bizcocho de algarroba, el sustituto del chocolate

Confieso: soy una adicta a las novedades gastronómicas. Si leo que la chía es la bomba, la quiero probar y ya! Lo mismo con el lino, la harina de garbanzos, el aceite de coco… Algunas de las novedades están tan ricas (como la quinoa que descubrí hace unos 4 o 5 años) que las incorporo a mi dieta habitual, y no me canso de buscar nuevas recetas para huir del marasmo. 

Esta semana, visitando  la tienda eco en búsqueda de cereales sanos para la peque, encontré la algarroba.  Ya había leído maravillas sobre sus semillas: antioxidantes, ricas en fibra y proteínas  y efectivas contra las inflamaciones respiratorias. Sin embargo, no fueran esas las propiedades que me hicieron comprar la harina de algarroba, fue la promesa imposible de ser un ¨sustituto del chocolate¨ en pasteles y bizcochos. 

Todos sabemos que el chocolate es un alimento divino que nos salva de días difíciles, tensiones pre-regla y casas destrozadas por un huracán de dos años. Así que empecé a hacer la receta con más escepticismo que los aficionados a Game of Thrones después de la muerte de John Snow.

GIF

Pero.. al mezclar la algarroba con la mantequilla.. qué olor envolvente!  Qué bonito color de masa! En treinta minutos de horno toda la casa olía a.. chocolate! Y al probar el primero trozo disfruté de un bizcocho de algarroba esponjoso, con aroma a mantequilla y donde aparecen suaves notas de café, vainilla, avellanas y.. chocolate.

Nota mental: You know nothing, John Snow! La harina de algarroba además de sana está muy, muy rica y si tienes alergia o quieres hacer algo distinto para ti y para los peques vale perfectamente como sustituto del chocolate. 

 

Bizcocho de algarroba   

(Ligeramente adaptada del Flagrantedelicia)

 

125 gr. de mantequilla

75 gr. de harina de algarroba

3 huevos

150 gr. de azúcar moreno o panela tamizado (a)

Una pizca de sal

1 cucharadita de esencia de vainilla

65 gr. de harina de trigo repostera

¾ de cucharadita de fermento (Royal)

 

Precalentar el horno a 180 º grados. Engrasar con mantequilla un molde rectangular para bizcocho que mida cerca de 20 x 9 cm. Cubrirlo con papel de hornear  y engrasar nuevamente.

Derretir la mantequilla en el microondas y mezclar con la harina de algarroba.

En un bol y usando una batidora de varillas, batir los huevos con el azúcar o panela (tamizado (a)!!), sal y la vainilla hasta que la mezcla esté brillante y homogénea.

Añadir la mezcla de algarroba y seguir batiendo hasta que esté todo bien incorporado.

Añadir la harina y el fermento mezclando con una cuchara suavemente, sin batir.

Verter la masa en el molde y hornear durante unos 25-30 minutos o hasta que al pinchar un palillo éste salga seco (el centro del bizcocho estará ligeramente húmedo pero no líquido).

 

Pastel algarroba y panela

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *