Skip to content

Cómo elegir juguetes estas navidades: 5 claves para un regalo educativo y divertido a la vez


30/11/2016 | Galiciaconhijos | 0
Cómo elegir juguetes estas navidades: 5 claves para un regalo educativo y divertido a la vez

Los del Corte Inglés inauguraron las Navidades la semana pasada (sí, Papá Noel y los Reyes les vendieron los derechos en exclusiva : P). Así que si aún no escribisteis la carta a los Reyes es probable que empecéis a oír el tic tac del reloj. Elegir juguetes teniendo en cuenta la edad del niño, sus intereses y la aportación educativa (además de hacer oídos sordos a lo que nos venden las grandes superficies y la tele) no es tarea fácil. Sin embargo, con algunas claves (y quizás con ayuda de un tuppertoy :P) la carta a los reyes puede ser todo un éxito.

Los mejores juguetes estimulan el desarrollo y creatividad de tus hijos

1)      Mejor los juguetes no estructurados– Los juguetes no estructurados son aquellos que no tienen ningún fin concreto: Piezas de madera, juegos de encaje, muñecos que no estén profesionalizados o, mejor aún, sin género definido. Estos juguetes son ideales para desarrollar la fantasía del niño y su capacidad simbólica. Antes de comprarlos mejor fijarse, sobre todo si los niños son pequeños, de qué materiales están hechos (y si pueden ser de naturales y duraderos como la madera, mucho mejor. En resumen: debemos buscar juguetes que sean polivalentes, tengan múltiples aplicaciones y combinaciones, para aumentar así las posibilidades de juego.

2)      No abusar de la electrónica – Somos todos personas y si tenemos un mal día y necesitamos un poco de silencio o tenemos que hacer una llamada de trabajo, no pasa nada que el niño vea un par de episodios de la Patrulla o Peppa Pig durante media hora. El problema está en que el uso de las pantallas sea frecuente: si un niño pasa gran parte de su tiempo en posición pasiva mirando dibujos no será capaz de disfrutar de otros entretenimientos que ¨no hacen nada¨. Por eso muchos de ellos miran los ¨juegos educativos¨ con cara de asquete. Acuérdate de que el aburrimiento es necesario y puede derivar en ocio creativo: si desde pequeñitos estimulas a que creen e inventen historias, músicas, construcciones y dibujos será más fácil que no sean adictos a las pantallas.

 

Niños jugando juguetes educativos

3)      No sucumbir al sexismo a la hora de elegir – Como madre de una pulpita me saca de quicio ver que a los niños es más común regalarles juegos de montar, piezas, estaciones de tren u otros juguetes más molones mientras a las niñas muchas veces se arregla con un peluche o princesita rosa. Todos los juguetes son unisex aunque a algunos les cueste más entender el concepto unisex. Pulpita ya decidió que quiere un disfraz de bombero para los carnavales. Igualmente, a un niño le puede hacer ilusión una silla de muñeca o un kit de manualidades para hacer collares y pulseras.

Tener en cuentra nuestros valores y gustos también es fundamental

4)      Elegir juguetes que nos gusten a los papás y mamás y acordes con nuestros principios – Parece un poco egoísta pero si piensas que parte de la diversión del niño será jugar contigo no me parece nada equivocado. Yo, por ejemplo, soy especialmente exigente con los cuentos y suelo ¨sugerir¨ los que me gustan para leer antes de dormir. Si el niño ve que a los padres le gustan sus cuentos y juguetes es más fácil que él también los disfrute. Es importante, además, que nosotros como padres/madres rechacemos ciertos clichés frecuentes en la industria del entretenimiento infantil como regalar princesas maquilladas o imitaciones de armas de guerra. Si no nos gustan los modelos de mujeres Barbies o creemos que los réplicas de armas fomentan la violencia, mejor no comprarlos.

5)      Leer con atención la caja del juguete –  En este momento conviene contestar unas preguntas básicas: es adecuado para su edad? Si el juego ocupa mucho, tenemos espacio para él o quedará guardado en una caja encima del armario? Mira la marca y fíjate en los materiales usados (sobre todo si son niños de menos de tres años porque seguro que ¨degustarán¨ las piezas. Piensa en todo lo que tiene el niño y si el juego le aportará algo nuevo (La pulpita, por ejemplo, acumula casi una decena de puzles muy parecidos aunque les da uso podría tener solamente 2 o 3).

Y finalmente… Arriésgate! Seguro que si llegaste a leer hasta aquí es que no sólo te interesa elegir juguetes pero también dividir estos momentos de juego con tus peques. Lo que sigue siendo lo más (de lo más) importante.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *