Skip to content

Alimentación saludable para niños: Diez claves para enseñarles a comer sano


19/04/2017 | Galiciaconhijos | 1
Alimentación saludable para niños: Diez claves para enseñarles a comer sano

A veces cuando se habla de comida parece que las mamás y papás nos dividimos en dos grupos: el grupo concienciado que solo compra verdura y fruta ecológica y que jamás permite que los peques coman una galleta de TRex y los monstruos perezosos que fríen patatas y calientan pizzas congeladas a sus hijos todas las noches. Sin embargo, a todos los progenitores les gustaría implementar una alimentación saludable para niños. Y que sus hijos comiesen más fruta, más verdura y menos productos industrializados. Cuáles serian entonces las claves para enseñar a los niños a comer sano?

Comer es parte fundamental de nuestra vida y comer sano es imprescindible para cualquier ser humano y aún más para los niños que están desarrollando cuerpo y intelecto.  Yo confieso que tengo suerte: mi pulpita come muy bien y se presenta como el monstruo del brócoli, una de sus comidas preferidas. Pero la película acaba aquí: ya vi muchas rabietas clamando por una bolsa de nubes. Ya tuve que escuchar unos cien ¨mala, mala, mala¨ por no permitir la tableta de chocolate mientras otros niños sí que podían comerla antes de la cena. Y, por supuesto, ya le dejé comer porquerías variadas regaladas por todo dios que necesita demostrar su afecto en forma de colorantes, azúcar y químicos desconocidos.

Implementar la alimentación saludable para niños es un proceso de aprendizaje y constancia:  los hábitos que adquirimos en nuestros primeros años nos afectan de por vida. Quién nunca escuchó la historia del niño criado por la abuela que sólo comía filetes con patatas fritas? Para evitar tragedias anunciadas os dejo unos consejitos recogidos entre teoría y práctica.

Ideas para que los peques tengan una alimentación saludable

Alimentación saludable para niños: Las Diez claves

1 – Predica con el ejemplo – Cuando escucho a los padres que se quejan (muchas veces en frente de los niños!!!) de que éstos no comen frutas o verduras siempre tengo ganas de preguntar sobre su menú semanal. Los niños aprenden por imitación: si en tu casa hay frutas y verduras en todas las comidas y tú las comes con satisfacción es bastante probable que ellos también. Durante el embarazo es importante, además de una dieta equilibrada, que ésta sea lo más variada posible: hay estudios que indican que si las madres experimentan muchos alimentos distintos sus hijos tendrán más facilidad para comer variado. Cuando empiezan a comer verduras y legumbres puedes variar los sabores añadiendo hierbas como orégano y albaca, así cada papilla tendrá un sabor distinto. La alimentación saludable para niños no puede ser exclusiva.

2- No abuses del azúcar como premio y di NO a lo que NO es comida – Sé que es complicado no usar pasteles, galletas o chocolate como premio pero si el niño asocia solo estos alimentos a celebración la opción sana parecerá un castigo. Es muy importante que el azúcar sea visto como algo sabroso que se consume en ocasiones esporádicas y que un rico bol de moras o un delicioso salteado de brócoli y gambas son comida muy especial!!! Sin embargo, chuches y refrescos ni siquera son comida!! Es muy difícil impedir a que los niños consuman estas drogas: aunque tú no las compres siempre hay abuelos, tíos, amiguitos con sus bolsas de chuches en el parque o incluso profesoras que premian con ositos de goma y Lacasitos. Las gominolas son complicadas de evitar de todo sin aislar los niños en su vida social pero puedes hacerlas en casa en versiones con zumo de fruta. Y tambien helados de chuparse los dedos.

3- Enseña al niño de dónde viene la comida y llévalo a mercados, huertas y fruterías – A los niños les encanta descubrir cómo se planta y cómo se hace el yogurt. Llévalo al mercado de abastos de tu pueblo, deja que elija algo para comer, explícale que debemos comprar las frutas y verduras de temporada. Reserva media hora del finde y asa un bizcocho más sano, por ejemplo uno de algaroba. Aprovecha las vacaciones para hacer excursiones a granjas o eco parques.

4- Innova la preparación – Con las prisas es fácil que las comidas sean siempre a la plancha o cocidas. Pero hay maneras igualmente fáciles de preparar verduras! El brócoli y la coliflor asadas está muy ricas y se hacen casi sin preparación. Es posible lograr unas patatas asadas con especias de chuparse los dedos y con poco aceite. La berenjena en finas láminas asada y cubierta con salsa de tomate, queso y jamón es una ¨lasaña ¨vegetal de lujo!

5- Añade verduras y legumbres a albóndigas, hamburguesas y otros platos- Si añades berenjena asada (solo la pulpa, sin cáscara) a las albóndigas de carne de toda la vida tendrás una masa mucho más cremosa y que puedes hacer al horno.  Las hamburguesas de garbanzos y calabacines están muy ricas. Si a tus peques les encantan las alubias, estas ganan un tono rosa precioso (y mucho hierro!) si las cocinas con una remolacha dentro. El puré de patata queda más nutritivo con hojas de espinacas cocidas (y si añades un poco de mantequilla y queso al procesarlo seguramente peleareis por la última cucharada). A casi todos los niños les encanta la tortilla francesa: una oportunidad increíble para consumir verduras ! Espinacas, calabacín, zanahoria, puerro… pueden ser ralladas o troceadas y salteadas para ser usadas como relleno de la tortilla (y pueden ganar más sabor con quesitos, especias etc..). Las tortitas son parecidas pero se suelen hacer con huevo batido y verduras mezcladas y/o ganan más ingredientes : en internet puedes fácilmente encontrar muchas inspiraciones.

Diez claves para enseñar a los peques a comer bien y preparar recetas sanas 6- Invita al niño a preparar contigo las comidas: Todos los interesados en la ideología Montesori saben de la importancia de incentivar a los niños a participar de las pequeñas tareas diarias de la casa. Desde los 2 años ellos pueden ayudar a recoger la mesa y preparar las comidas.. Nuestra pequeña pulpita tiene su propio cuchillo que usa para alimentos blanditos como champiñones. Y le encanta hacer quiches de espinaca 😛

7- No temas las salsas, las especias, los quesos .. No todas las salsas son artificiales y grasientas! Con yogurt, limón, sal y unas anchoas aplastadas logras un aliño estupendo. Con mostaza y miel también! Los quesos azules rebajados con yogurt o nata son un capricho de los dioses. A muchos niños les encantan los sabores fuertes y cualquier ensalada o verdura cocida se transforma con un buen aliño. La alimentación saludable no tiene porque ser aburrida!

8 – Juega con la presentación y cambia recetas poco sanas– Los niños son muy detallistas y les encanta que la comida sea vista como un juego. De hecho, eso de que no se puede jugar con la comida está muy fuera de moda!  Mi peque come más fruta cuando la cortamos de manera especial (un corazón de manzana, una letra de sandía..) Y curiosamente muchas veces rechaza alimentos que están cortados en un formato que no le gusta: por ejemplo los espárragos y zanahorias en rodajas. Así que si el niño probó una verdura por la primera vez y no le gustó intenta presentarla de forma distinta en la siguiente. Aquí las tiritas de verduras son campeonas.

9- Intruduce nuevos alimentos al principio de las comidas- Los alimentos nuevos tienen mejor aceptación cuando el niño acaba de sentarse a comer que al final de las comidas cuando está empachado o cuando tiene otras opciones en el plato más fritas o más azucaradas. Como dicen las abuelas: ¨el hambre es el mejor aliño¨.

10 –Respeta al niño: el niño tiene derecho a que no le gusten determinados alimentos – no le obligues a comer. Son muchos los niños a los que no les gusta la ensalada o el brócoli. Acuérdate que el niño, como tú, tiene días de poca hambre o de ganas de comer menos sano. Siempre que no sea su rutina no pasa nada que solo quiera patatas por uno o dos días. O que no quiera leche pero sí yogurt. Las sesiones de ¨solo te levantas cuando acabes el plato¨ suelen ser muy traumáticas y muchas veces acaban en un adulto que rechaza precisamente lo que le obligaron a tragar.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar


  • Enhorabuena por este post tan instructivo, está muy bien explicado y nos viene bien a todos.
    Gracias por enlazar un receta mía.

    saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *